Emisiones contaminantes a cero: El desafío autoimpuesto por Escocia y que espera cumplir en menos de 30 años

El país europeo busca legislar esta medida para mitigar los efectos de la emergencia mundial del clima.

El Gobierno escocés anunció este jueves que pondrá en marcha la legislación necesaria para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto en 2045, cinco años antes del objetivo fijado para el resto del Ejecutivo británico. El Comité de Cambio Climático (CCC), un grupo independiente de expertos que asesora al Gobierno central, instó a Escocia a establecer su meta antes que el resto del Reino Unido, porque cuenta con más sitios que potencialmente pueden servir para capturar el carbono y una mayor superficie para plantar árboles. El objetivo actual de Escocia, establecido en la Ley de Cambio Climático, es reducir las emisiones en un 80 % para 2050, en comparación con los niveles de referencia de 1990, pero el comité considera que la región está más avanzada que el resto del país para afrontar el reto.

El presidente del CCC, Lord Deben, advirtió de que alcanzar los objetivos será un desafío porque se debe aumentar la energía ecológica, la eficiencia energética de los edificios, cambiar a vehículos eléctricos e introducir tecnología de captura y almacenamiento de carbono, prácticas que ya se aplican en la región. “Escocia ha sido líder dentro del Reino Unido en muchas de sus políticas para enfrentar el cambio climático. Al establecer un sólido objetivo de cero neto emisiones para 2045, puede continuar ejerciendo ese liderazgo en el escenario mundial”, afirmó. La reducción de emisiones contaminantes a cero neto se consigue en el punto en que se emite el mismo volumen de gases de efecto invernadero de los que se absorben a través de técnicas de compensación como la silvicultura. El término net-zero se usa para indicar que no solo se eliminan el dióxido de carbono y el metano, sino también el óxido nitroso, que se emite durante las actividades agrícolas e industriales y partir de combustibles fósiles, las más difíciles de suprimir. El anuncio se produce después de que, el pasado domingo, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, declarase una “emergencia climática” y la necesidad de combatirla. La ministra escocesa de Medio Ambiente, Roseanna Cunningham, afirmó que la decisión de empezar a legislar para lograr este objetivo parte de la “emergencia mundial del clima” y de que los ciudadanos “han pedido, con razón, más ambición para enfrentarla y salvaguardar” el planeta para las generaciones futuras. Según Greenpeace, el ascenso global de la temperatura del planeta se sitúa en los 3ºC, por lo que la meta de emisiones cero neto en 2050 es necesaria para que este aumento se mantenga en los 1,5 ºC.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2019/05/02/946608/El-desafio-de-Escocia-para-ayudar-al-medioambiente.html