VISIÓN

“FORJADORES DE ÉXITOS”

Nuestro sueño se traduce en ser capaces de forjar un estudiante que logra potenciar al máximo sus capacidades académicas y personales, y que logra involucrarse activamente en el mundo que vive teniendo como base sólida un claro proyecto de vida. Un estudiante que es capaz de dar siempre lo mejor de sí en el Ser, en el Saber y Saber Hacer, reconociendo que todo es posible en el querer las metas alcanzar. Un estudiante que busca la excelencia académica, (medida por sus logros de rendimiento año tras año), que no evade la responsabilidad y el trabajo, reconociéndolos como valores esenciales en su vida escolar, con una clara proyección hacia la educación superior.

Esta visión no será posible sin una misión clara y definida que concrete el sueño del colegio deseado.

MISIÓN

Potenciar un trabajo conjunto entre todos los agentes educativos para que nuestros estudiantes alcancen aprendizajes, valores y desarrollen habilidades de calidad que les sirvan para la vida, les proyecten hacia la educación superior y les permitan actuar al servicio de un mundo mejor.

VALORES CLAVE

Para cumplir el sueño deseado como institución es importante centrar nuestro accionar bajo la mirada de valores que sean cimentados en el diario vivir y compartidos  por la comunidad escolar. Valores  tales como:

RESPONSABILIDAD: 

Entendida como el compromiso u obligación de tipo moral a los deberes, tareas encomendadas y desafíos que se plantean en el diario vivir.

RESPETO: 

Entendido como la capacidad de fortalecer la autoestima y cultivar la tolerancia  a la diversidad, teniendo siempre una  actitud de acogida al otro.

HONESTIDAD: 

La honestidad constituye una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con sinceridad y coherencia, respetando los valores de la justicia y la verdad.

EMPATÍA: 

Se refiere a la habilidad cognitiva de una persona para comprender el universo emocional de otra.

SOLIDARIDAD: 

Entendida como la capacidad de  un ser social capaz de lograr una participación activa en la solución de los problemas cotidianos que afectan a la comunidad.

TRABAJO: 

Entendido como la acción de esfuerzo, constancia y perseverancia en pos del logro de los objetivos.

LIBERTAD: 

Entendida la facultad que posee todo ser vivo para llevar a cabo una acción de acuerdo a su propia voluntad. La libertad garantiza el respeto por la voluntad individual e implica que cada uno debe hacerse responsable de sus actos.

ALEGRÍA: 

Entendida como la capacidad de disfrutar de las cosas simples de la vida en armonía con el entorno y en la convicción del renacer de cada día.

AMOR: 

Entendido como el pilar que sustenta el desarrollo sano y armónico a lo largo de toda la vida, en la búsqueda de una sociedad comprometida con la justicia y la equidad.